Tortícolis: síntomas y su tratamiento

La tortícolis es una afección común que afecta la musculatura del cuello, causando dolor y limitación en el movimiento. En este artículo, os explicaremos las causas, los principales síntomas así como el tratamiento donde la fisioterapia tendrá un papel importantísimo.

1. ¿Qué es la tortícolis?

La tortícolis es una afección en la cual los músculos del cuello se contraen involuntariamente, provocando una posición anormal de la cabeza en el espacio. Se puede producir de manera repentina o ser crónica, por una descompensación músculo-ligamentosa.

2. Causas de la tortícolis

Las causas de la tortícolis pueden ser distintas y en muchos casos no se conoce la causa exacta. Contamos por eso con varios factores desencadenantes que debemos de tener en cuenta:

  • Espasmos musculares.
  • Lesiones en el cuello.
  • Estrés o tensión emocional.
  • Posturas incorrectas o mantenidas durante mucho tiempo.
  • Movimientos bruscos del cuello.
  • Trastornos musculares o neurológicos.

3. Síntomas de la tortícolis

Los síntomas de la tortícolis pueden variar en intensidad y duración. Algunos de los síntomas más comunes incluyen:

Dolor en el cuello

El dolor en el cuello es el síntoma principal de la tortícolis. Puede ser leve o intenso y dificultar el movimiento del cuello e incluso puede desencadenar en problemas para sostener la cabeza en posición erguida.

Rigidez muscular

Se experimenta una sensación de rigidez o tensión en los músculos del cuello afectados. Esta rigidez puede ser en ambos lados o en un solo lado del cuello. Conllevará dificultad a las rotaciones e inclinaciones.

Asimetría de la cabeza y el cuello

La cabeza puede inclinarse hacia un lado o girar en una dirección diferente a la normal debido a la contracción muscular involuntaria.

Dolor de cabeza

Es común que junto a la torticolis se desencadene dolor de cabeza con especial foco en la base del cráneo y la sien.

4. Tratamiento de la tortícolis

El tratamiento de la tortícolis se basa en aliviar el dolor, reducir los espasmos musculares y restaurar la movilidad del cuello. Algunas opciones de tratamiento incluyen:

Medicamentos

Se pueden recetar analgésicos o relajantes musculares para aliviar el dolor y reducir los espasmos musculares.

Fisioterapia

La fisioterapia tendrá un papel protagonista en el tratamiento de la tortícolis. Un fisioterapeuta especializado mediante técnicas de terapia manual, masaje, estiramientos y ejercicios de movilidad específicos ayudara a restablecer la funcionalidad de la columna cervicodorsal. La terapia manual también ayudará a disminuir el dolor de la zona.

Terapia de calor

La aplicación de compresas calientes o esterilla en la zona ayudará a oxigenar mejor la zona y a reducir el tono muscular.

Conclusión

La tortícolis es una afección del cuello caracterizada por la contracción involuntaria de los músculos cervicales, causando dolor y limitación en el movimiento. Si experimentas síntomas de tortícolis, es importante buscar atención médica adecuada y seguir un plan de tratamiento que incluya fisioterapia y medidas para aliviar el dolor y mejorar la movilidad. Si estás sufriendo actualmente de tortícolis puedes contar con nosotros llamando al 691 422 765 o reservando directamente haciendo clic aquí. ¡En 3 sencillos pasos tendrás tu próxima sesión agendada!  

Preguntas frecuentes (FAQs)

  1. ¿La tortícolis es una afección grave? La tortícolis generalmente no es una afección grave, pero puede causar molestias significativas y limitaciones en la vida diaria. Si experimentas síntomas persistentes o severos, es importante buscar atención médica.
  2. ¿Cuánto tiempo lleva recuperarse de la tortícolis? La duración de la recuperación puede variar según la causa y la gravedad de la tortícolis. Con el tratamiento adecuado, la mayoría de las personas experimentan una mejoría gradual en días.
  3. ¿La fisioterapia es necesaria para tratar la tortícolis? La fisioterapia es fundamental en el tratamiento de la tortícolis, ya que ayuda a relajar los músculos tensos, mejorar la movilidad y fortalecer los músculos de soporte. Un fisioterapeuta puede diseñar un programa de tratamiento individualizado y ayudarte a mitigar el dolor por torticolis en cuestión de horas.
  4. ¿La tortícolis puede recurrir? En algunos casos, la tortícolis puede recurrir. Adoptar medidas preventivas, como mantener una buena postura y practicar ejercicios de fortalecimiento del cuello, puede ayudar a reducir el riesgo de recurrencia.
  5. ¿Puedo hacer ejercicios en casa para tratar la tortícolis? Es recomendable trabajar con un fisioterapeuta para recibir una evaluación adecuada y un programa de ejercicios personalizado. Sin embargo, algunos estiramientos suaves y ejercicios de movilidad pueden ser realizados en casa bajo la supervisión adecuada.