Beneficios de realizar ejercicio físico en el agua

Si en el anterior post os proponíamos hábitos saludables y fáciles de seguir en verano, hoy profundizamos sobre uno de ellos; la práctica de deportes y actividad física dentro del agua y todos los beneficios que estas tienen.

¿Qué tipo de actividades se pueden realizar en el agua?

La más conocida y practicada de todas las actividades que se pueden realizar en el agua es la natación. Sin embargo, especialmente en los últimos años hemos visto como incrementaba la práctica de muchas otras como el surf, paddle surf, kite surf y todas las modalidades que encima de una tabla se puedan hacer.

Si es cierto que en nuestro país contamos con una geografía perfecta para practicarlas todas ellas y en algunas zonas unas más especialmente que otras. También sabemos que una parte muy grande de nuestro territorio no cuenta con playas y para los que la mejor opción es la piscina. En este caso también hay actividades muy divertidas y productivas más allá de la natación, como el aquagym o el aqua-cycling. Además de las conocidas natación sincronizada o waterpolo, aunque sea a nivel de ocio.

¿Y lo divertido que puede ser montar unas olimpiadas en familia o con amigos en la piscina?

Y ahora vayamos a lo que más nos interesa, ¿Qué beneficios tiene hacer ejercicio en el agua con actividades como estas?

Como profesionales de la salud que somos, el principal beneficio que apreciamos nosotros es la seguridad que la mayoría de estos deportes conllevan a la hora de prevenir, evitar e incluso ayudar, en la recuperación de algunas lesiones. El agua actúa como si fuera un cojín que protege nuestros músculos y articulaciones, incluso cuando realizamos deportes de alta intensidad como podrían ser la natación o el waterpolo.

Otro de los puntos que actúan muy a nuestro favor es el hecho de que el agua disminuya nuestro peso y que por tanto nos permita movernos con mucha más rapidez en el agua. Esto, a su vez, nos ayudará a mejorar la resistencia cardiovascular, especialmente en personas con un riesgo de padecer enfermedades asociadas al mismo y que suelen encontrarse con impedimentos a la hora de realizar actividades similares pero fuera del agua.

Si lo que estás buscando, además de prevenir y pasar un tiempo divertido en el agua, es mantenerte en forma los deportes acuáticos con una estupenda manera de hacerlo ya que algunos expertos afirman que multiplica x2 la tonificación de nuestro cuerpo. ¿Y porqué? Sencillamente porque el agua ejerce resistencia sobre nuestro cuerpo, dificultando así los movimientos y provocando un mayor fortalecimiento de la musculatura.

En muchas de las actividades que te hemos propuesto, además, será común que utilices muchas partes del cuerpo y músculos a la vez , como por ejemplo, el abdomen, los glúteos y los brazos. ¡De lo más completo y parecerá que ni te enteras al no transpirar ni pasar calor!

Está claro que el verano hace que los problemas de circulación se maximicen en consecuencia de las altas temperaturas y es normal que la mayoría, sobre todo de mujeres, sintamos en esta época molestos síntomas como sensación de pesadez, hinchazón e incluso picores. El frío del agua en verano, en comparación con las temperaturas del exterior aumentan el flujo circulatorio de la sangre y por tanto incrementar el aporte de sangre en los músculos. El agua, además, reduce la tensión arterial e incrementa el consumo de oxígeno. Todo son ventajas pero especialmente para aquellas personas que al realizar ejercicio en el suelo sufren en la musculatura y los huesos. Podríamos, por tanto resumir, que el agua produce un efecto drenante en nuestro cuerpo, con todos los beneficios que esto conlleva.

En FisioReact nos gusta ir siempre más allá de lo estrictamente físico para centrarnos en un bienestar mucho más integral, por ello nos parece importante hablarte de las increíbles propiedades terapéuticas que tienen la mayoría de actividades que puedes realizar en el agua. Nos permitimos el hecho de poder generalizar por qué lo que produce principalmente este efecto es la sensación de estar florando y de moverte con tanta facilidad por un hábitat agradable como puede ser el agua. Como sucede con el resto de actividades físicas, las acuáticas también producen una segregación de endorfinas que contribuyen una mejora del estado de ánimo, que sumado a los movimientos que podemos realizar con nuestro cuerpo debajo del agua producen una indudable sensación de bienestar absoluto.

En definitiva, son el equilibrio perfecto entre la máxima sensación de relax y la máxima intensidad.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
FisioReact

FisioReact

FisioReact, equipo de fisioterapeutas cualificados y expertos en su especialidad a los que conectamos con particulares, equipos médicos y empresas.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¿Necesitas ayuda? Pregúntanos lo que quieras, estamos disponibles para resolver todas tus dudas.