Postura correcta trabajo oficina

¿Cuál es la postura correcta para trabajar en la oficina?

¿Qué debemos tener en cuenta para lograr esta postura correcta?

La postura correcta para trabajar en la oficina es fundamental para mantener una buena salud y prevenir problemas ergonómicos y musculoesqueléticos. Aquí hay algunas pautas generales para mantener una postura adecuada mientras trabajas en la oficina:

  1. Silla: Utiliza una silla ajustable que te permita mantener los pies planos en el suelo y las rodillas en un ángulo de 90 grados. Asegúrate de que la silla tenga soporte lumbar para mantener la curva natural de la espalda baja.
  2. Escritorio: El escritorio debe estar a la altura adecuada para que tus brazos formen un ángulo de 90 grados al escribir o usar el teclado. Los hombros deben estar relajados.
  3. Monitor: Ajusta la altura del monitor para que la parte superior de la pantalla esté a la altura de los ojos o ligeramente por debajo de ellos. Esto ayudará a mantener el cuello en una posición neutra y evitará que tengas que mirar hacia arriba o hacia abajo durante períodos prolongados.
  4. Teclado y ratón: Coloca el teclado y el ratón cerca del borde del escritorio para evitar estirar los brazos. Mantén las muñecas en posición neutra mientras escribes o usas el ratón.
  5. Pantalla: Asegúrate de que la pantalla esté libre de reflejos y deslumbramiento, y ajusta el brillo y el contraste para que tus ojos no se esfuercen demasiado.
  6. Postura: Mantén la espalda recta y los hombros relajados. Evita encorvarte o encoger los hombros hacia adelante. Levántate y estira cada hora o realiza pequeñas pausas para descansar los ojos y los músculos.
  7. Pies: Descansa los pies completamente en el suelo o utiliza un reposapiés si es necesario.

Recuerda que la ergonomía es individual, por lo que es esencial ajustar tu espacio de trabajo según tus propias necesidades y medidas corporales. Si experimentas dolor o molestias persistentes, consulta con un profesional de la salud o especialista en ergonomía para obtener una evaluación personalizada y recomendaciones específicas para tu situación.

¿Qué significa el concepto de ergonomía postural?

El concepto de ergonomía postural se refiere a la ciencia que estudia la relación entre el ser humano y su entorno de trabajo o actividad, con el objetivo de diseñar y adaptar dicho entorno de manera que se minimice el riesgo de lesiones y se mejore la eficiencia y comodidad del individuo en su tarea.

En el contexto laboral, la ergonomía postural se centra en la postura y la forma en que las personas se sientan, se paran, se mueven y realizan sus actividades diarias. Se busca encontrar una posición óptima y natural para el cuerpo que evite el estrés innecesario en músculos, articulaciones y estructuras del cuerpo, y que, a su vez, permita realizar las tareas con eficiencia y sin riesgo de lesiones.

¿Cuáles son los objetivos de la ergonomía postural?

Algunos de los principales objetivos de la ergonomía postural son:

  1. Prevención de lesiones: Al adaptar el entorno de trabajo o las actividades al cuerpo humano, se busca reducir el riesgo de lesiones musculoesqueléticas, como dolores de espalda, tensiones musculares y trastornos relacionados con la postura.
  2. Aumento de la productividad: Una postura adecuada y un entorno ergonómico contribuyen a la comodidad y la eficiencia en el trabajo, lo que puede mejorar la productividad y el rendimiento general.
  3. Promoción de la salud: La ergonomía postural busca mejorar la calidad de vida de las personas al evitar el desarrollo de lesiones y afecciones relacionadas con el trabajo y las actividades diarias.
  4. Reducción del estrés: Una postura adecuada y un ambiente ergonómico pueden ayudar a reducir el estrés físico y mental que se produce cuando el cuerpo se encuentra en posiciones incómodas o forzadas durante largos períodos.

Para lograr una buena ergonomía postural, se deben tener en cuenta factores como la altura del asiento, la altura y posición del escritorio o la superficie de trabajo, la ubicación del monitor, el uso de soportes lumbares, el diseño del mobiliario y la disposición de herramientas y equipos, entre otros aspectos. Es importante considerar la individualidad de cada persona y realizar ajustes personalizados según las características físicas y necesidades de cada individuo.

En las sesiones de fisioterapia a domicilio con nosotros podrás trabajar la ergonomía postural con las pautas que te personalizará nuestro equipo de fisioterapeutas especializados.

Ten en cuenta que también impartimos talleres y clases de ergonomía postural para empresas y organizaciones.