¿Qué es la fisioterapia para embarazadas?

La Fisioterapia para embarazadas no es una especialidad como tal pero reúne, bajo nuestro punto de vista, todos aquellos tratamientos que pueden ayudar antes, durante y después del parto.

Descubre qué es la fisioterapia para embarazadas

Todas las mujeres experimentan una serie de cambios de todo tipo en el momento que empiezan a gestar como son los musculares, hormonales o digestivos, entre otros. Algunos de los cambios son comunes a todas las mujeres, como el aumento de peso o de la curvatura lumbar, otros como el aumento de la flexibilidad o la pérdida de fuerza en algunos músculos puede variar.

La naturaleza es sabia, y no está haciendo otra cosa que preparar a la mujer para poder dar a luz a una nueva vida. De todas formas, la fisioterapia se ha probado mediante varios estudios que puede tener un papel decisivo por un lado en ayudar a la mujer a adaptarse a todos estos cambios y que no supongan un problema para su salud, y por otro, forzar que estos cambios ocurran para hacer el proceso mucho más fácil. 

Desde FisioReact no dudamos que este papel de la fisioterapia en embarazadas irá ganando cada vez más terreno, en la medida en que más mujeres vayan probando estos tratamientos y beneficiándose de todo lo que les aporta.

Los principales beneficios de la fisioterapia en embarazadas

Más de un tercio de las mujeres sufren de dolores de espalda durante el embarazo. Aunque se trate de un dolor de espalda muy diferente al que viene causado por una contractura o una mala postura a la hora de trabajar, es importante tratarla como haríamos en estas situaciones con un buen fisioterapeuta especializado.  

La mujer tiene tendencia y está preparada, sobre todo en este momento de la vida, a aguantar ciertos dolores y molestias, entendiendo estos como parte del proceso. Muchas desconocen cómo la fisioterapia les puede ayudar a aliviar o eliminar esos dolores que pueden permanecer incluso muchos meses después de haber dado a luz. 

Una cuarta parte de las embarazadas sufren además de dolores pélvicos, entendiendo estos como el dolor de inglés y de la parte interior de la pelvis. Estos aparecen por los cambios que el cuerpo de la mujer está experimentando pero son igualmente tratables por un fisioterapeuta para ayudar a paliarlos. 

Casi la mitad de las embarazadas experimentan incontinencia urinaria, no sólo durante el primer parto cuando aparece sino mucho tiempo después del parto. Aunque no es un cambio que produzca dolor sí que puede afectar al día a día de las mujeres que hayan tenido hijos. 

Podríamos decir que en este último la fisioterapia es donde puede jugar el papel más decisivo, ya que puede literalmente evitar que estos cambios se produzcan pautando y ayudando a la embarazada con ejercicios de fortalecimiento del suelo pélvico. 

Además de los beneficios anteriormente mencionados, la fisioterapia también puede ayudar en problemas respiratorios para los que se precisaría de la fisioterapia respiratoria o bien de retención de líquidos y problemas circulatorios para los que acudiríamos a los masajes drenantes linfáticos que realizan los especialistas del equipo de FisioReact.