ENCAMAMIENTO

Los pacientes encamados han de hacer frente a dos tipos de consecuencias: las de su propia patología/enfermedad y las provocadas por un encamamiento o inmovilidad prolongada. Estos pacientes sufren de pérdida de masa muscular, rigidez articular, pérdida de movilidad, problemas de circulación, ulceras por presión,..
La fisioterapia tiene un papel muy importante, puesto que ayudará con movilidad activa y pasiva, ejercicios de fortalecimiento (dificultad variable según afectación) y transferencias evitar todas las consecuencias anteriormente comentadas.

La inmovilidad prolongada tiene repercusiones en todo el organismo, tales como:

  • Musculo-esquelético: pérdida de masa muscular, rigidez articular, pérdida de movilidad, y debilidad de los huesos (al no aplicarse carga sobre ellos).
  • Cardiovasculares: ralentización de la circulación, pérdida de elasticidad de los vasos sanguíneos derivando en problemas circulatorios.
  • Respiratorios: aumento de la retención de secreciones, pérdida de la capacidad de la ventilación pulmonar y aumento de la posibilidad de sufrir infecciones respiratorias.
  • Piel: se crean úlceras por presión tras períodos largos de inmovilidad.

Recomendaciones para el paciente encamado:

  • Importancia de una buena alimentación e hidratación
  • Ejercicios activos y movilizaciones pasivas, ayudaran a prevenir la atrofia muscular, la rigidez articular y la trombosis venosa.
  • Realizar cambios posturales al paciente cada 2-3 horas. Básico para evitar las úlceras.
  • Usar colchones anti-escaras, que ayuden a distribuir bien las presiones del cuerpo en toda la superficie de contacto.

La fisioterapia en estos pacientes ayudará a alargar la autonomía de estos pacientes. En las sesiones de fisioterapia para estos pacientes buscaremos:

  • Ejercicios activos o pasivos para evitar o mejorar la atrofia muscular, rigidez articular y problemas circulatorios.
  • Ejercicios respiratorios para mejorar la capacidad pulmonar, así como trabajar la musculatura implicada en la respiración para evitar la acumulación de secreciones y de este modo evitar futuras complicaciones.
  • Terapia manual para reducir el dolor por limitación articular o contracturas.
  • Educar a los cuidadores en cambios posturales y transferencias de los pacientes.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Keep in Touch

Most Popular

Get The Latest Updates

Subscribe To Our Weekly Newsletter

No spam, notifications only about new products, updates.